Piñera y el corralito

Piñera y el corralito

En la página 109 del “Programa de gobierno 2018-2022, Construyamos tiempos mejores para Chile” del entonces candidato a la presidencia Sebastián Piñera, se planteó como una de las medidas para cumplir con el proyecto “Envejecimiento positivo y pensiones dignas”: la creación de la aplicación “Un click y cambio” para facilitar la libre elección de los usuarios; levantando las restricciones al cambio de fondo (…).

Pero pese a que en su momento eso fue lo que prometió, esta semana el hoy Presidente Piñera, ingresó indicaciones al proyecto de ley que busca aumentar la regulación a los cambios de fondos y asesorías previsionales, amparándose en las “recomendaciones de la OCDE”.

Esta polémica modificación realizada por el gobierno fue denominada “Corralito” por el grupo Felices y Forrados, quienes iniciaron una ofensiva a través de Twitter, que se convirtió en tendencia con el hashtag #NoalcorralitodePiñera.

De los puntos más cuestionados, primero se encuentra el tiempo que demorará hacer un cambio de fondo AFP efectivo: si hoy el plazo máximo para ejecutar el traspaso es de 4 días, con la modificación podrían ser 30. Además, se establece que estos cambios sólo podrán hacerse “hacia tipos de fondos adyacentes en su denominación”. Esto quiere decir, por ejemplo, que si una persona pertenece al fondo B, sus próximos cambios posibles serían a los fondos A o C. Entonces, si un usuario quisiera trasladar sus recursos del fondo A (el más riesgoso) al E (el más conservador), ese proceso podría durar hasta cuatro meses, según las modificaciones propuestas por el Ejecutivo.

Un dato relevante frente a esta acción del gobierno es que, según el boletín elaborado por Ciedess -con datos de la Superintendencia de Pensiones-, en marzo se registraron cifras históricas de traspasos en los fondos de pensiones a causa de las pérdidas por los efectos del Coronavirus en el mundo. En ese entonces, los montos traspasados ascendieron a US$21.490 millones, equivalentes al 12,6% de los fondos de pensiones, siendo las cifras más altas desde la creación de los multifondos.

Por lo tanto, las indicaciones presentadas por el gobierno durante esta semana, no solo restringen la libre elección de las personas para decidir a qué fondo quieren adherirse, sino que lo hace en un contexto donde estos han acumulado pérdidas no vistas desde la crisis subprime e incluso superiores a ellas, según el informe de Ciedess publicado a fines de marzo; sin dejar de lado que también constituye una “vuelta de carnero” entre lo que prometió en su campaña y lo que legisla durante su mandato.